LOS MEJORES RELATOS SENSUALES
Paginas en edicion
Album de fotos
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
LOS MEJORES RELATOS SENSUALES
 
 
ASI FUE MI PRIMERA VEZ


MI PRIMERA VEZ, FUE MUY FELIZ
MI PRIMERA VEZ, FUE MUY FELIZ Mi cuerpo estaba adormecido de tanto placer que sentía de tener a Nilthon dentro de mí, era lo que más deseaba, era mi sueño hecho realidad



Lo primero que voy a hacer es describirme, mi nombre es Dina soy una chica delgada, pero no tanto, de pechos grandes, tengo un trasero redondito, ojos verdes cabello castaño, a soy trigueña, mido 1.68 de estatura, tengo 18 años y no exagero para nada. Vivo con mi madre y mi hermano, mi padre no vive con nosotros pues tiene otro compromiso tengo mi novio su nombre es Nilthon, su casa queda a algunas casas de la mía, ya llevamos algunos meses de estar juntos y pues me siento muy feliz siendo su novia. Aunque no es fácil pues mi madre no quiere que tenga novio, es un poco celosa y mi hermano pues es aún peor no le gusta ni que me visiten amigos por esa razón con Nilthon solo nos vemos cuando ni mi mamá ni mi hermano están. Bueno la historia que les voy a contar me sucedió hace algunas semanas, sinceramente no soy de relatar historias de mi vida, una amiga me dio esta página y pues me animé a contar lo que he vivido.

A principios de este mes si no me equivoco el 2 de Enero, la familia de mi novio se iba a ir de campamento a la playa, por estas fechas aquí en Lima hace mucho calor, aquel día muy temprano veía como sus hermanos y sus padres de mi novio se alistaban para irse yo me sentía muy triste porque sabía que Nilthon también se iba ir y pues dejaría de verlo esos días que no estuviera ni siquiera podía despedirme de él pues mi madre aún no había ido a trabajar y mi hermano también estaba en casa y no podía salir y solo veía desde mi ventana lo que hacían, así pasé como media hora solo contemplando lo que hacían hasta que mamá me dijo que ya se iba a trabajar y que despertara a mi hermano para que desayune, las lágrimas se me salían pues sabía que no iba a poder darle un beso si quiera cuando Nilthon se fuera, dejé de mirar por la ventana un momento y cuando volví a ver solo vi el auto que se alejaba, y lo único que decía es que ojalá los días pasen pronto para que vuelva, me sentía muy triste casi toda la mañana estuve así, hasta me había olvidado de mi hermano, y de que tenía que desayunar. Ya por la tarde mi hermano salió con unos amigos que lo vinieron a buscar y me quedé sola en casa, mamá no vendría hasta muy tarde. Y bueno quise salir a caminar un rato para ya no estar triste, cuando regresaba ya a mi casa vi en el vidrio de las ventanas de la casa de Nilthon unas hojas pegadas y en ellas escritas “Te amo, ven mi amor” cuando recién había salido esas hojas no estaban, y pues se suponía que nadie estaba en casa de Nilthon, pero bueno me acerqué a la puerta se abrió, entré y alguien con sus manos detrás mío me tapa los ojos escuché la puerta cerrarse, y me susurraron al oído “Mi amor te estaba esperando” me descubrí los ojos y vi que era Nilthon no pude contenerme y lo besé, lo abracé ni siquiera le pregunté que hacía aquí porque no se había ido, hasta mis lágrimas brotaron de mis ojos, lloré de alegría por que no se había ido lo estuve besando un buen rato hasta que me dijo por que lloras si estamos juntos, me secó mis lágrimas y ya no me sentía para nada triste, estaba feliz, con el platicamos un rato me contó el porque no se había ido hablamos y el tiempo pasaba.

Y así de repente le dije en voz muy baja Nilthon “quiero ser tuya”, me sonrojé mucho cuando dije eso, pero era lo que yo quería por que lo amo, pero Nilthon no me dijo nada nos quedamos unos minutos sin decir nada y entonces de repente empezamos a besarnos despacio Nilthon empezaba a acariciarme la mejilla una de sus manos la puso en mis piernas ya que estaba con una minifalda y empezó a hacerme caricias muy suaves seguíamos besándonos y luego puso una de sus manos sobre mis senos y me los apretaba despacio, nunca habíamos llegado a esto era la primera vez que él me tocaba así, estaba con una blusa y empezó a desabrocharme los botones yo estaba sintiendo algo dentro de mi que nunca había sentido, me sacó la blusa y después me quitó el brassier y acariciaba mis senos yo me retorcía de el placer que empezaba a sentir, de pronto bajó su rostro y empezó a besarme los senos los chupaba y yo ya no aguantaba, él seguía chupando mis senos los amasaba y a mi me gustaba lo que hacía, otra vez posó su mano en mis piernas y por debajo de la mini metió su mano tocó mi vagina sobre la ropa interior y yo sentía un cosquilleo, me puso de pie y me levantó la mini, me sacó muy lentamente la ropa interior y solo me miraba, me apené un poco pues es la primera vez que alguien me ve desnuda, Nilthon me empezó a tocar y la sangre se me subía a la cabeza, me hizo recostar en el sofá me terminó de sacar la mini y quedé completamente desnuda delante de él, abrió mis piernas y empezó a acercar su rostro allí en mi vagina sentía su respiración y de pronto me estaba besando mi vagina, lo lamía introducía su lengua jugaba con mi clítoris y yo me retorcía del placer que me estaban dando esas lamidas que me hacía, yo ya estaba muy caliente y tuve el primer orgasmo de vida mi cuerpo comenzó a temblar y me retorcía del placer, introdujo uno de sus dedos, lo sacaba y lo metía me estaba penetrando con el dedo, él aún seguía vestido, el placer que me daba era único estuvo un buen rato jugando con mi rajita y mi clítoris y los orgasmos venían uno tras otro, yo también quería hacerle sentir placer y lo empecé a desnudar, le quité la camiseta lo volví a besar en los labios y con mis manos empecé a sacarle el pantalón, quedó en ropa interior y su pene aún dentro de su ropa interior estaba muy erecto, empecé a tocar por encima del interior, la verdad es que era la primera vez que tocaría un pene y que iba ver un pene. antes solo lo había visto por libros o láminas, pero nunca una verdadera, me dijo que me arrodillara, él se paró frente a mi y le empecé a quitar su truza, se la estaba bajando en eso su pene salió como un resorte apuntando hacia mi cara, era muy grande, lo apreté con mis dos manos, Nilthon me decía que le hiciera una paja yo no sabía ni como hacerlo, pero él me dijo como, lo subía y bajaba estaba tan cerca de mi que en ocasiones rozaba con mis labios, Nilthon me dijo que le siga haciendo una paja, pero ya no con las manos si con la boca yo la verdad no estaba segura, pero lo amo tanto que decidí hacerlo, primero le daba besos a la puntita pues no sabía como hacerlo así estuve hasta que de un golpe me lo metí a la boca no entraba todo pues era muy grande, pero trataba de meterla lo más posible. Inicié mi tarea de lamerla, chupársela, hacerle sentir mucho placer, cada vez lo hacía mejor, su rostro me lo decía todo, yo se la seguía chupando hasta que me hizo poner de pie volvió a chuparme mi rajita otra vez introdujo su dedo, luego introdujo dos dedos me recostó en el sofá y se acomodó para penetrarme estaba con un poco de miedo pues era muy grande e imaginaba que no entraría o aún peor que me iba a doler mucho, el notó mi temor y me dijo confía en mi, si te duele me avisas, y la saco, le dije que está bien y que confié en él, puso su pene en la entrada de mi vagina y empezó a empujar un poco estaba entrando, el glande avanzaba un poco más me dolía, pero estaba bien, la introdujo un poco más y ya estaba sintiendo un poco más de dolor hasta que sentí que ya no entraba más, miré y aún no llegaba ni a la mitad y me dolía, la dejó un rato allí para que se acostumbrara mi vagina a su pene y después la empezó a sacar un poco y luego de una sola embestida la metió casi toda, me hizo dar un pequeño salto, me dolió lo que hizo, pero tenía que hacerlo para poderla meter toda me dijo, mi vagina comenzaba a sangrar me asusté, pensé que me había hecho daño, es natural cuando es la primera vez me dijo, la dejó allí un rato por que me dolía mucho hasta que el dolor desapareció y llego a metérmela toda e inició la tarea de meter y sacar, lo hacía despacio y poco a poco aumentaba la velocidad, me estaba excitando demasiado, más que antes, sus embestidas parecían que me iban a reventar, el placer crecía cada vez más y más y ya no aguantaba, sentía que me iba a desmayar tuve uno y otro orgasmo, Nilthon seguía con sus embestidas sin parar y yo gozaba, los dos nos sentíamos felices de esto pues nos amamos con tanta pasión, mi cuerpo estaba adormecido de tanto placer que sentía de tener a Nilthon dentro de mi, era lo que más deseaba, era mi sueño hecho realidad, estuvimos varios minutos así, cambiábamos de posiciones para no cansarnos, de repente sentí que algo me inundaba en mi interior Nilthon se había corrido dentro de mi y la sensación de sentir esos chorros de semen eran únicos y tuve un orgasmo simultáneo al de él, nos besamos, nos quedamos dormidos algunos minutos abrazados lo dos.

Al despertar su pene volvía a estar erecto y me volvió a penetrar unos instantes luego sacó su pene, me dio vuelta me hizo ponerme con mi culito apuntando hacia él y empezó a chuparme la entrada de mi ano no me imaginaba por que lo haría, pero el placer que daba era inevitable mito un dedo en mi culito, luego dos para nada imaginé lo que iba a hacer después se acomodó detrás de mi y estaba empezando a penetrar por mi culito yo la verdad no me lo imaginaba lo estaba metiendo y me dolía sentía que me desgarraba todo mi interior el dolor era aún más del que había sentido, cuando logró meterla toda me ardía mucho, quería que la sacara, pero si la movía me dolía aún más así es que después de un rato que desapareció, la empezó a meter y sacar y el dolor pronto de convirtió en placer, un placer intenso aún más de lo que ya había sentido, tuve orgasmos casi instantáneos seguido uno de otro, él no paraba con su tarea que placer el que me daba con las embestidas cuando me la sacó y me dijo que se la volviera a chupar, yo lo hice, se la chupaba, lo hacía ya muy bien que en un instante Nilthon se corrió dentro de mi boca y algunos chorros cayeron sobre mi pecho que placer el que también tenía él, los dos estábamos saciados se la seguí chupando aún después de haberse corrido, me tragué algunas gotas de semen que no me importó porque fue del hombre que amo, del hombre que me hizo mujer por primera vez y esto jamás lo olvidaré. No olvidaré que la primera vez que lo hice fue hermoso y además fui desvirgada por todos lados.

Vi la hora y ya era demasiado tarde, nos dimos un baño los dos juntos nos vestimos, me fui a mi casa me despedí de Nilthon con un beso muy largo, entré y para mi buena suerte aún no había llegado mi mami ni mi hermano, me puse mi ropa de dormir y me acosté, 5 minutos más tarde escucho la puerta abrirse era mi mamá que había llegado que hubiese sido si no me encontrara, bueno la verdad no me hubiese importado porque esta gran felicidad que llevo dentro nadie me la va a quitar. Y ahora cada vez que podemos lo hacemos… “Nilton te amo, quisiera jamás separarme de ti”
 
Este es otro párrafo que puedes editar del mismo modo.
Escríbeme
Me interesa tu opinión